Revolución Tecnológica

El teletrabajo después del coronavirus

25/03/2020
Teletrabajar

Por M.C.

El teletrabajo está en boca de todos los medios

Durante estos días han sido innumerables los artículos que han aparecido en la red hablando del teletrabajo. En muchos de ellos se ofrecen consejos para poder hacerlo, recomendaciones psicológicas, pautas, etc. Todas esas informaciones nos parecen muy útiles y necesarias sobre todo para las empresas, organizaciones y profesionales que nunca lo habían puesto en marcha.

Pero lo que ahora es una obligación o incluso un privilegio para profesionales de diferentes sectores, ha llegado para quedarse. La situación actual en la que nos encontraremos pasará pero ¿y el teletrabajo? ¿Dejaremos de utilizarlo? ¿Acabaremos tan cansadas o cansados de él que nos encerraremos en la oficina? La respuesta es bastante obvia, no. El escenario laboral, como nuestra vida, ha cambiado y ya no volverá a ser igual. De esta situación habremos aprendido tanto que será imposible volver a febrero de 2020.

Desde que nacimos como Fundación, hemos apoyado el trabajo desde el domicilio como una buena práctica, pero es verdad que lo hacíamos en un contexto completamente diferente al actual.  Antes el teletrabajo permitía a las y los profesionales salir de sus casas, ir a recoger a sus hijas e hijos al colegio, hacer deporte, viajar, cambiar de residencia, etc. O lo que es lo mismo teletrabajar sin la obligación de estar en situación de aislamiento. El tipo de trabajo desde casa que ahora se ha impuesto es diferente, porque es una medida laboral impuesta por una emergencia sanitaria.

Hablemos y defendamos el teletrabajo “auténtico” -ese que se implanta sin obligación- mirando al futuro.  Llegará el día en que trabajemos desde casa simplemente porque es una medida que nuestra empresa nos ofrece y tiene multitud de ventajas para nosotros.

Ventajas

Ventajas de teletrabajar

Pero ¿Qué nos permite el teletrabajo? ¿Cómo puede contribuir a nuestra vida profesional? Estas son algunas de las principales ventajas del teletrabajo, beneficios tanto para las empresas como para las y los trabajadores:

. Conciliar: como ya hemos mencionado, es el principal argumento para defender esta medida. Permite que las personas puedan compaginar su vida profesional y personal, afectando y beneficiando a todas las personas, no solo a las que tienen hijos y/o hijas.

. Ayudar a las personas con discapacidad: para que puedan realizar su trabajo sin necesidad, por ejemplo, de desplazarse a una oficina o de depender de otra persona para poder llegar a su trabajo.

. Reducir costes: alquiler de las oficinas, ahorro en las facturas de agua, luz, calefacción, material de oficina e informática, etc.

. Cuidar el medio ambiente: gracias a esta medida evitaremos, entre otras cosas, el uso del vehículo privado y reduciremos el consumo de papel.

. Mejorar la salud de las empleadas y empleados: podrán comer en casa, cocinar comida sana y variada y tendrán más tiempo para realizar deporte.

. Reducir el estrés o la ansiedad por falta de tiempo, exceso de trabajo y responsabilidades. El teletrabajo permitirá ahorrarse los atascos o las prisas por llegar a una reunión, recoger a los más pequeños del colegio o acompañar a un familiar al médico.

. Incrementar el ahorro familiar: mejorando así la economía de las familias ya que no habrá que repostar gasolina o comprar un abono de transporte. A eso le añadimos que se podrá desayudar y comer en casa.

. Aumentar la productividad: porque tener empleadas y empleados motivados es un ingrediente fundamental que afecta directamente a la productividad de una empresa.

. Reducir el absentismo, tan presente en los entornos laborales y que tantos quebraderos de cabeza ocasiona en las empresas especialmente en el departamento de Personas o Recursos Humanos.

. Disminuir los accidentes: especialmente lo denominaros “in intinere” gracias a la reducción de desplazamientos.

. Organizar mejor el tiempo. Se podrá aprovechar el tiempo evitando también los desplazamientos para reuniones, habrá menos distracciones y se invertirá menos tiempo en los descansos al no estar rodeado de otras personas.

. Mejorar competencias y habilidades, como la gestión del tiempo, la autonomía, la organización en las reuniones, la responsabilidad, el trabajo colaborativo a distancia o competencias como el liderazgo. Se descubrirán y pondrán en práctica nuevas formas y alternativas del trabajo en equipo gracias a las herramientas tecnológicas.

. Reincorporar a personas. El teletrabajo también permitirá la reincorporación de personas que han estado de baja, de una manera más progresiva y amable. Facilitará que puedan volver de forma progresiva sin necesidad de estar de forma presencial en la oficina o al menos no todo el tiempo.

. Atraer talento: ofrecer teletrabajo varias veces a la semana se ha convertido en una demanda real de las y los candidatos.  Forma parte de la descripción de la oferta y ayudará a atraer el talento que una empresa necesita. Poder trabajar algún día desde casa está muy bien valorado, por tanto, es un gran atractivo que la o el candidato valorarán a la hora de aceptar una oferta.

. Cuidar al talento sénior: en este post, y hablando de teletrabajar, no podíamos olvidarnos de otro colectivo al que puede beneficiar esta medida, nuestros queridos y queridas seniors. Ya lo comentamos hace unos meses en nuestro documento “Propuestas para combatir el Edadismo, 2019”. El teletrabajo es una medida que puede ayudar al talento sénior, por todas las ventajas que hemos comentado pero, sobre todo, porque consideramos que es una medida que se debe ofrecer para paliar muchas de las desventajas que tienen ya sean por lo prejuicios entorno a la edad, por algún problema físico o por la carga familiar que soportan que, en la mayoría de los casos, es mayor que la de una persona joven.

No todo son ventajas

El teletrabajo ha sido y va a ser un tema tendencia durante estos días. Seguirá presente en artículos, noticias y leyes. Y en este blog también tendremos más ocasiones de hablar sobre él. Por ejemplo, algo menos frecuente, ¿qué desventajas tiene?

Aplicando la sensatez, esta medida no funciona por sí sola y no es justo volcar toda la responsabilidad en las empresas. Hay que entender, además, que hay sectores en los que no es más sencillo implantar esta alternativa y en otros casi imposible. Si algo teníamos claro antes de la llegada del Covid-19, durante esta época de aislamiento y de cara a un futuro,  es que el teletrabajo solo funciona con grandes dosis de compromiso, responsabilidad y sentido común por parte de las personas que tienen la suerte de disfrutarlo.

 

Deja tu comentario

¡Apuntante a nuestra Newsletter! Te contaremos lo que estamos haciendo y las noticias más recientes.

¡Apuntante a nuestra Newsletter! Te contaremos lo que estamos haciendo y las noticias más recientes.