Revolución Tecnológica

Cómo preparar una entrevista a distancia

08/04/2020
video llamada

POR MARIAN CORRAL

El escenario

Se abre un nuevo escenario en el mundo de los Recursos Humanos y más, concretamente, en la etapa de la selección de candidatos y candidatas. Y se abre porque, a pesar del confinamiento, se siguen haciendo entrevistas para cubrir la demanda de perfiles en sectores en los que no ha parado la actividad o se están preparando para volver a la normalidad.

En esta situación, la entrevistas no se pueden realizar presencialmente, algo que en la mayoría de las empresas se venía haciendo, y no queda otra opción que recurrir a la tecnología para afrontar la situación.

toma nota

9 Recomendaciones para prepararte una entrevista a distancia

Tanto si eres sénior como junior, estás buscando trabajo o estás buscando otras alternativas laborares, es tu primera entrevista o ya tienes experiencia, estos pequeños consejos pueden ayudarte para evitar errores muy frecuentes en las entrevistas por videoconferencia:

. Elige bien el lugar: busca un rincón en tu casa apropiado, un sitio tranquilo y con luz natural si es posible. Imprescindible que este espacio tenga una mesa para apoyar el dispositivo a través del cual haréis la entrevista y una silla que te permita tener la espalda recta. Coloca el ordenador y comprueba la altura de la cámara para que puedas ver que aparece en el fondo. Piensa que estás dando mucha información no verbal con lo que estás enseñando, ante la duda mejor busca un plano en el que detrás salga una pared lisa, si más. Y si no es posible, procura que todo lo que salga en el fondo esté ordenado.

. Tu apariencia: también da información a la persona que te está entrevistando, por lo tanto, cuida tu aspecto físico y vístete como si fueses a realizarla presencialmente. Una buena imagen también puede ser interpretada como algo positivo. Y no, no me refiero a que te arregles como si fueses a una boda, pero sí que tengas en cuenta que estás en un evento importante.

. Comprueba la conexión: chequea que el sitio que has elegido para la entrevista tiene buena señal del wifi, realiza pruebas con la aplicación que vayas a utilizar para hacer la entrevista para asegurarte que sabes cómo funciona. Comprueba que la cámara y el micrófono funcionan. Puede ser algo muy obvio, pero si en el momento de arrancar la entrevista no se encienden pueden generarte nervios que te costará soltar para poder concentrarte al 100% en la entrevista.

. Concentración: es importante que estés relajado/a antes de comenzar. Aunque te hayas preparado la entrevista, utiliza unos minutos antes para concentrarte. Si has practicado alguna vez alguna técnica de meditación, quizá sea un buen momento para ponerla en práctica. Si no lo has hecho nunca, al menos realiza unas respiraciones profundas antes de empezar que te ayuden a conectar con el momento.

. Líbrate de distracciones: evítalas, por ejemplo: poniendo en silencio el móvil, si tienes niños asegúrate que están al cuidado de otra persona, saca de la habitación a tu mascota y apaga todo tipo de electrodomésticos que puedan interferir en la calidad del sonido: no es el momento de tener la lavadora o el lavavajillas encendido.

. Ensaya la entrevista: pide a alguien que se conecte y te diga cómo te ve, si te escucha bien, la calidad de la imagen es buena y qué ve de tu entorno. También aquí, como en cualquier tipo de entrevista te recomendamos que te la prepares, poniendo especial atención en conocer bien la descripción del puesto, la compañía, etc. Aprovecha este formato para realizar notas para que no se te olviden cosas que quieras destacar o mencionar. Este tipo de entrevistas tiene una clara ventaja, y es que puedes estar con las anotaciones delante y la persona que te está entrevistando no las tiene por qué ver. Quizá aquí un par de post-its fuera del encuadre de la cámara puedan ayudarte.

. Pon atención en el lenguaje corporal: y aquí es muy importante como te sientes, cómo coloques las manos y, en general, que posición adopte tu cuerpo. Mantente, en la medida de lo posible, la espalada recta y el cuerpo relajado recto. No dejes de mirar a la cámara porque son los ojos de la persona que te está hablando. Estar en modo escucha activa es clave. Y no te olvides de las manos. Procura que no estén en continuo movimiento.

. Cuida tu lenguaje: estás en una entrevista y, por tanto, tu manera de hablar tiene que adaptarse a esta situación, aunque en esto no difiere de una entrevista en persona. Intenta vocalizar, los nervios no son buenos aliados tampoco en esto. Procura hablar despacio y evita subir el tono de voz, a menos que tengan problemas para escucharte y te pidan que subas el tono. Muéstrate natural y seguro/a a la hora de expresarte. Eres un/una gran profesional y sabrás hacerlo muy bien si estás tranquilo/a y confías en ti.

. Se puntual: porque hacerlo sigue siendo un claro ejemplo de respeto hacia la persona que te va a entrevistar, pero también de interés hacia el proceso. En este caso lo ideal es conectarse 5 o 10 minutos antes y esperar a que el consultor o consultora se conecte.

Actúa

Es tu momento, ya no hay excusas. Si tomas nota de estos sencillos consejos, estoy segura que podrás afrontar mejor esa entrevista no presencial que tanto te preocupa. Si aún no la tienes en tu agenda, guarda estas recomendaciones. Estoy segura que te vendrán muy bien en el futuro. Y, por supuesto, cree en ti y atrévete, ¡mucha suerte!

 

Deja tu comentario

¡Apuntante a nuestra Newsletter! Te contaremos lo que estamos haciendo y las noticias más recientes.

¡Apuntante a nuestra Newsletter! Te contaremos lo que estamos haciendo y las noticias más recientes.